El blog de los chacras: UTILIZANDO SU ALTAR

domingo, 28 de febrero de 2010

UTILIZANDO SU ALTAR

Ahora que ya hemos hecho el altar, vamos a ver qué podemos hacer para que tenga efectividad. Hay que utilizarlo regularmente. Los rituales que se llevan a cabo en los altares se centran en:
  • La purificación
  • La dedicación
  • La invocación

LA PURIFICACIÓN

Haga que el lugar elegido para su altar transmita un sentido especial, realizando lo que a continuación se describe:


  • Hacer sonar unas campanas
  • Quemar incienso y sahumar la habitación
  • Rociar el lugar con agua mineral y una ramita de lavanda
  • Esparcir agua por el lugar
  • Vaporizar la habitación con agua perfumada
  • Encender velas
  • Quemar un aceite natural en un quemador

DEDICACIÓN

Al erigir un altar está usted dando expresión física a sus sueños y deseos. Cuando usted se concentra de esta manera en una meta concreta, está refinando e intensificando el poder de su voluntad de modo que ésta se convierte en una especie de rayo láser que atraviesa las barreras que en el pasado le impedían alcanzar sus sueños. Antes de empezar a realizar rituales en su altar recuerde cuál es el propósito de éste. Dedique el altar a ese objetivo específico.

RITUAL DE LA DEDICACIÓN


NECESITARÁ:

  • Su altar
  • Papel y lápiz
  • Una cinta acorde con los colores que ha dispuesto en el altar
  • Velas, incienso, flores y cualquier otra cosa adecuada para una celebración

Proceda a decorar el altar con flores y cualquier otra cosa de la que disponga. Encienda las velas y el incienso. Siéntese durante unos instantes frente a su altar y recuerde el propósito específico por el cual hizo dicho altar. Hágase preguntas tales como:

  • ¿Por qué he hecho este altar?
  • ¿Qué resultados espero obtener con él?
  • ¿Cómo sabre cuando he alcanzado tales resultados?

Escriba las respuestas a estas preguntas en una especie de "declaración de intenciones". Doble o enrolle su "declaración de intenciones", átela con la cinta y deposítela en el altar. Compruebe que las cosas que hay en el altar le ayudarán a alcanzar las metas que se ha puesto. Si, por ejemplo, su altar está dedicado a aumentar en usted sus sentimientos de amor y unión con su familia pero ha incluido la fotografía de alguien que a usted no le gusta o con el que no se siente cómodo, éste hecho se interpondrá entre usted y su meta. Ponga la fotografía en otro lugar e intente establecer una mejor relación con esa persona por separado.

Escriba en tarjetas palabras, deseos, oraciones, afirmaciones, citas y poemas que describan sus sueños y aspiraciones y deposítelas en el altar. Haga un par de inspiraciones lentas y profundas y ponga la atención en su corazón. Intente visualizar en esta zona una luz que se expande y que abarca en un puro y claro resplandor tanto a su altar como a usted. Declare su propósito con el que ha construido el altar diciendo: "Que este altar sea un lugar de paz que traiga tranquilidad a mi vida", o "Que este altar me recuerde mi valentía y determinación y otorgue una gran fuerza a mi vida", o "Que este altar honre a mis familiares y me haga recordar el amor y el gozo que ellos me dan", o "Que este altar honre mi objetivo de viajar y correr aventuras en la vida". Haga mención de las representaciones espirituales que haya incluido y dé las gracias por lo que ya tiene.


INVOCACIÓN

Ahora que ya ha preparado su altar, ¿cómo va a utilizarlo? Los altares cumplen mejor su función cuando los incorporamos a nuestra pautas de vida cotidiana. En nuestro altar podemos:

  • Encender una vela durante unos minutos por la mañana o por la tarde.
  • Quemar incienso y disfrutar de su perfume.
  • Dejar una flor al pasar junto a él.
  • Depositar un papel en el que hemos escrito nuestros deseos, oraciones y afirmaciones.
  • Depositar objetos y fotografías que vayamos encontrando.
  • Pronunciar una afirmación al pasar junto a él.
  • Arrodillarnos y pronunciar unas palabras de bendición o de agradecimiento.

También puede ayudarnos el hacer regularmente rituales más largos en nuestro altar.

RITUAL DE INVOCACIÓN

NECESITARÁ:


  • Flores, velas, incienso, etc.
  • Algo para ofrendar: más flores, frutas, objetos naturales, pasteles, vino, etc.
  • Puede que también necesite lápiz y papel.

Purifique su altar (ver el ritual de purificación anterior). Encienda las velas y el incienso o aceite aomático en un quemador adecuado. Intente visualizar una luz clara y radiante que, surgiendo de su corazón va envolviéndolo a usted y al altar, y vuelva a consagrar el altar al objetivo con el que lo ha erigido. Deposite en el altar sus ofrendas al mismo tiempo que pronuncia una oración de agradecimiento y bendición. Intente visualizar cómo su corazón se abre para empaparse con la atmósfera del altar (a través de los símbolos que ha colocado en él, o de cualquier representación espiritual -como animales totémicos y criaturas mitológicas- que haya incluido). Si dispone del tiempo suficiente, ore, repita una afirmación o un mantra, visualice algo o medite. Independientemente de lo que decida hacer, cuando lo haga, determine qué es lo que pretende conseguir con su oración, meditación o visualización y póngalo por escrito en un papel. Léalo a continuación dejando que este papel se empape en la luz proveniente de su corazón. Por pequeñas que sean, tanto las acciones como las intenciones son importantes para poder conseguir materializar nuestros deseos.



próximo post: oraciones



Fuente: Rituales para cada día

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Cualquier donativo es bien recibido en tiempo de crisis. Gracias.
Free counter and web stats