El blog de los chacras: AHONDANDO LOS VÍNCULOS (I)

jueves, 25 de marzo de 2010

AHONDANDO LOS VÍNCULOS (I)

Cuando desee aproximarse a amigos o familiares y fortalecer el vínculo entre ustedes, prueben a realizar estos rituales.

Un nuevo amigo

Dé la bienvenida a su vida a un amigo o a un familiar con este ritual.

NECESITARÁ:
  • Una vela grande, ancha o especialmente adornada de color naranja.
  • Doce velas pequeñas.
  • Un puñado de granos o semillas (arroz, lentejas o cebada pueden servir)
  • Un puñado de gravillas o piedras pequeñas.

Ponga la vela naranja en el centro y enciéndala. Ponga una de las velas pequeñas a un lado para representar a su nuevo amigo y deje el resto en un círculo alrededor de la vela naranja. Rodee las velas con un círculo de grano. Rodee el círculo de grano con otro de gravilla. Encienda las velas. Mire el círculo de gravilla y recuerde lo desalentador e impenetrable que puede parecer un grupo cerrado desde fuera. Observe el anillo de grano y medite un momento en lo fructífero que ha resultado el grupo o familia al que usted pertenece, lo que ha ganado y a lo que ha contribuido. Observe el círculo de velas y deje que sus pensamientos se unan en torno a la gente que integra el grupo -recuerde, por ejemplo, las veces en que se han divertido juntos, las cosas que han hecho y las experiencias que han vivido. Ponga la vela que dejó a un lado junto con las otras. Si tiene que recolocarlas ligeramente para poner la nueva, piense en los ajustes que usted tendría que hacer par incluir a este nuevo miembro. Mientras enciende la vela, dé la bienvenida a esa persona dentro de su círculo. Piense en ellas y lo que le gusta de ellas. Piense sobre lo que desea de ellas dentro del grupo y sobre las alegrías que le aportan y los dones con los que contribuirán. Deje que las velas se consuman de forma natural.

Pensando en ti

Regale sus buenos deseos a un amigo.

NECESITARÁ:

  • Dos velas de color naranja.
  • Una maceta bonita.
  • Abono.
  • Papel y lápiz.
  • Una tarjeta de felicitación.
  • Una planta.

Encienda las velas. A la luz de las velas medite sobre su amistad con la otra persona. Visualice sus rostros en la llama de una de las velas y cuénteles las alegrías que le proporciona su relación. Rompa el papel en pequeños trozos, y en cada uno de los trozos escriba un deseo para el futuro de su amigo. "Que siempre seas feliz", por ejemplo, o "Que encuentres el amor verdadero", "Que la luminosidad del sol te acompañe siempre", o bien usted puede tener cosas concretas que desear basándose en el conocimiento de las circunstancias. Elija uno de los deseos y escríbalo en la tarjeta de felicitación. Eche un poco de abono en la maceta y entierre los papeles con sus deseos escritos. Plante la flor encima y llévesela a su amigo junto con la tarjeta de felicitación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Cualquier donativo es bien recibido en tiempo de crisis. Gracias.
Free counter and web stats