El blog de los chacras: MAGIA PERSONAL (I)

lunes, 15 de marzo de 2010

MAGIA PERSONAL (I)

LIBERE SU ESPÍRITU

Si queremos que nuestro espíritu crezca y se desarrolle, tenemos que eliminar lo negativo y acentuar lo positivo. En este post hablaremos del bienestar personal e incluiremos rituales para eliminar la negatividad de la mente y del epíritu y cambiarla por energía positiva. También podemos usar estos rituales para aumentar nuestra motivación, producir cambios y obtener nuestra realización en niveles muy profundos. Podemos usar estos rituales para:
  • Liberarnos de negatividad, hábitos no deseados o adicciones.
  • Encontrar nuestras metas en la vida.
  • Protegernos de la negatividad.
  • Conseguir cambios personales.
  • Adquirir aquellas cualidades que deseamos.

LIBERARSE DE LA NEGATIVIDAD

Nuestro espíritu no puede desarrollarse si está lleno de negatividad. Cuando nos preocupen pensamientos negativos acerca de nosotros mismos o de los problemas del mundo que nos rodea, resulta casi imposible poder estar abiertos a los mensajes positivos. Pero, al contrario, sí que resulta muy fácil adquirir el hábito de escuchar a esa voz crítica dentro de nosotros, a ese cínico profeta interior de la catástrofe. Utilicemos estos rituales para que nos ayuden a borrar progresivamente, pero con decisión y firmeza, la negatividad.

Cambiando de opinión

Prohibámonos pensamientos y creencias negativas sobre nosotros mismos con este ritual pensado para animarnos a adoptar una actitud más positiva.

NECESITARÁ:

  • Papel y lápiz.
  • Una vela y algo punzante para inscribir en ella.
  • Un trozo de tela oscura (del tamaño de un pañuelo)
  • Una caja pequeña.

Proceda a grabar la runa de la felicidad, Wynn , sobre la vela y enciéndala. Piense un instante en sus pensamientos negativos y escoja uno que en este momento represente un problema para usted. Aborde sólo un problema o aspecto cada vez, no trate de hacer frente de una sola vez a todos los pensamientos negativos que tiene sobre usted mismo. Escriba el pensamiento negativo escogido en un trozo de papel. Enrolle el papel, envuélvalo con el trozo de tela y póngalo en la caja. Coloque la caja en un lugar seguro, fuera de la vista. Tome otra hoja de papel y escriba lo opuesto a este pensamiento negativo. Si, por ejemplo, hubiese escrito: "Soy lento, torpe e inútil", tiene que escribir: "Soy rápido, inteligente y bueno en todo". "Soy gordo y vago" se convertirá en "soy delgado y enérgico". Observe con atención éstas nuevas afirmaciones sobre usted mismo y debajo escriba la reacción que le produce. Las más comunes: "ja, ja, ja". "tonterías", "no, no lo soy". Vuelva a escribir las mismas afirmaciones. Obsérvelas y escriba su respuesta. Continúe haciendo esto hasta que haya escrito por lo menos unas diez veces las nuevas afirmaciones. Encontrará que las respuestas cambian conforme va repitiendo las afirmaciones. Puede que, finalmente, quizá se vea a usted mismo escribiendo sobre experiencias pasadas o acerca de cómo se siente. Puede que también observe que su actitud cambia ligeramente: "no, no lo soy", pasaría a ser: "podría serlo, quizás", y después: "lo soy de vez en cuando". Guarde este papel en un sitio seguro. Repita el ritual regularmente, una vez a la semana, por ejemplo. Depués de un par de meses de practicar este ritual, retire de la caja las afirmaciones negativas originales. Si considera que ya no son aplicables a su persona, y que está dispuesto a dejarlo atrás, proceda a quemarlas y enterrar luego las cenizas. Si no es así, guárdelas y continúe practicando el ritual hasta que sienta que está preparado, que ha superado el problema.

Adiós, alubias, adiós

Manténgase en su visión positiva con este pequeño ritual para cortar cualquier nuevo brote de malos pensamientos.

NECESITARÁ:

  • Un paquete de alubias
  • Una bolsa pequeña o un sobre para guardarlas.

Lleve las alubias consigo en una bolsita o en el bolsillo. Cuando acuda a su mente un pensamiento negativo, saque una alubia y susúrrele ese pensamiento. Manténgala en su mano un momento, intentando visualizar cómo la alubia absorbe energía negativa junto con el pensamiento susurrado. Arrójela entonces tan lejos y con tanta fuerza como pueda, despídase de ella con un alegre "Adiós" por lo bajo o en voz alta. En los momentos más tranquilos, imagine que las alubias germinan y crecen, transformando sus pensamientos negativos en plantas de un verde saludable, llenas de nuevas alubias para alimentar a los pájaros y a las ardillas.

Cartas de fans

Pruebe a hacer el siguiente "disparate" para aumentar su autoestima. Es posible que le parezca absurdo, pero funciona sorprendentemente bien.

NECESITARÁ:

  • Una hoja de su diario o algún sitio privado.
  • Una pluma dorada.

En el encabezamiento de la página escriba en letras grandes: "Creemos que (ponga aquí su nombre) es maravilloso. Firmado..." Debajo escriba los nombres de las personas a las que admira (estrellas del pop, rock, cine y todas aquellas personas a quien usted admira, ya sean familiares, amigos vecinos, compañeros de trabajo, etc.). Sorprendentemente, se encontrará con que puede vencer cierta resistencia escribiendo algunos de estos nombres. Continúe con la lista de nombres: si piensa en alguien más o en una nueva persona, incluya su nombre. Cuélguelo donde pueda verlo.


Luz de pluma

NECESITARÁ:

  • Un manojo de plumas.
  • Una cinta azul.
Con la cinta, ate las plumas en forma de ramillete. Levántelas hacia la luz del sol (o hacia el cielo si no hay sol) e imagine que se convierten en luz y vuelan, flotando con una especie de gracia etérea. Mientras se elevan y vuelan más y más alto, imagínelas absorbiendo la luz del sol, de la luna y de las estrellas. Agite suavemente las plumas en el aire alrededor de su cabeza y de todo su cuerpo, como si se tratase de un plumero. Intente sentir cómo las plumas limpian toda la negatividad que le rodea. Imagine que realmente están cosquilleando su aura, especialmente en la zona del estómago. Ciertamente, resultará muy difícil mantenerse serio haciendo esto, pero su triste estado de ánimo así lo requiere.

Hermosos globos azules

Dejemos aflorar nuestros problemas y veámoslos cómo se alejan flotando en el aire con este ritual para aliviar nuestro corazón.

NECESITARÁ:

  • Un globo azul para cada uno de sus problemas.
  • Un rotulador.
  • Un lugar en el aire libre.

En un día en el que corra brisa, hinche los globos en un espacio abierto y escriba un problema en cada uno de ellos. El número de globos no es demasiado importante, depende de usted, con uno puede bastar. Sujete el globo entre sus manos y visualícelo alejándose hacia lo alto, sin rumbo fijo, llevándose su problema. Abra los ojos y suelte el globo. Repita la misma operación para cada uno de sus problemas.

Olvidando lo viejo, abriéndose a lo nuevo

Si necesita cambiar su suerte, su mentalidad o actitud, pruebe a realizar este ritual tradicional para expulsar lo antiguo y abrirse hacia lo nuevo.

NECESITARÁ:

  • Una prenda de vestir nueva.
  • Una prenda de vestir vieja, de la que pueda deshacerse.
  • Una papelera.
  • Una bañera.
  • Sal marina.
  • Velas.

Póngase la prenda vieja, encienda las velas y eche un puñado de sal marina al agua de la bañera. Quítese ahora la ropa vieja. Intente visualizar que junto a la prenda se desprende de su antigua piel y su actitud o mentalidad antigua. Tírela a la papelera. Métase en la bañera. Relájese a la luz de las velas durante todo el tiempo que quiera. Trate de visualizar cómo la sal marina le quita cualquier negatividad que haya podido quedar en su interior, disolviéndola por completo. Séquese y póngase la ropa nueva. Imagine que al hacerlo se está poniendo también un nuevo futuro. Proceda a vaciar la bañera e intente imaginar que la oscura negatividad de antaño se pierde por el sumidero. Haga un paquete con su ropa vieja y tírela a la basura.





Fuente: Rituales para cada día

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Cualquier donativo es bien recibido en tiempo de crisis. Gracias.
Free counter and web stats