El blog de los chacras: FESTIVALES (III): EL DÍA DE LAMMAS

domingo, 7 de marzo de 2010

FESTIVALES (III): EL DÍA DE LAMMAS

El primero de Agosto, el día de Lammas, se celebra tradicionalmente el comienzo de las cosechas y la recogida de los primeros granos de cosecha del año. Aunque el sol aún está alto y los días son calurosos y largos, el año se está desplazando de manera perceptible, y el otoño, con su abundante cosecha, está más cerca. Celebre el día de Lammas para honrar todas las cosas buenas de su vida y asegurar que su corazón, mente y alma siguen siendo fructíferos.


ALTAR

Disponga un altar con todas aquellas cosas que usted valora en su vida, bien utilizando las cosas en sí o símbolos, imágenes o fotografías de ellas. Incluya amigos, familia, mascotas, cosas que le guste hacer, lugares a los que le encanta ir, sus talentos y capacidades; en una palabra, sus cosas favoritas. Haga un altar lo más colorido y alegre que pueda e incluya también flores y frutas del generoso agosto, afirmaciones relativas a la abundancia y unas lineas de agradecimiento a todas aquellas personas que hacen que su vida sea mejor. Siéntese ante su altar y celebre la abundancia y riqueza allí simbolizadas. Este altar también será muy útil si usted realiza el ritual que se indica a continuación.

EL TEMA DEL DÍA ES...
Abundancia y profusión. Ábrase al humor expansivo en un día sin prisas y amplíe el espacio en su vida. Intente respetar su ritmo natural a la hora de levantarse, comer y dormir. Planifique comidas sin prisa y coma todo cuanto y cuando desee y no porque el reloj señale que es la hora de la comida. Comience el día con un baño sin prisas, seguido de un desayuno relajado. Tome alimentos integrales y cereales en homenaje a la cosecha de grano. Dé un paseo relajadamente y observe la absoluta abundancia de la naturaleza, especialmente esos millones de frutos y semillas que crea y lanza con la absoluta fe y esperanza de que en su momento van a florecer y dar sus frutos. Intente visualizar la forma de trasladar esta idea a su propia vida. En el transcurso del día tómese, a intervalos regulares, unos minutos de tiempo para respirar profundamente y estirarse. Estire todo su cuerpo llenando el espacio que hay a su alrededor. Imagine que junto con el aire aspira también la abundancia: abundante tiempo, abundante espacio, abundantes recursos, etc. Planifique una relajada cena e invite, si lo desea, a sus amigos. El propósito de la cena es alimentar también a su espíritu además de saciar simplemente su estómago. Disponga una generosa mesa con flores y velas y tómese su tiempo para comer, disfrutando de todo: el perfume, la visión de las cosas, los sonidos y los sabores. Esa comida tomada "con todos los sentidos" alimentará tanto su cuerpo como su espíritu. Y por último, ponga una agradable música y tome un baño a la luz de las velas empleando todo el tiempo del mundo y acuéste relajado y sereno.

Ritual de Lammas

Celebre la cosecha de su propia vida con este ritual

NECESITARÁ:
  • Un altar en homenaje al día de Lammas. Si no ha dispuesto un altar, reúna frutas y flores junto con fotografías y símbolos de las personas y cosas importantes en su vida.
  • Una fotografía suya.
  • Dos velas de panal de abejas.
  • Una flor de color amarillo o naranja oscuro (al seleccionarla piense en el sol de agosto).
  • Lápiz y papel.
  • Un sobre.

Encienda las velas. Observe todas las cosas buenas que hay en su altar, o las cosas que usted ha reunido, y medite con agradecida celebración sobre la riqueza de la vida. Escriba en una hoja de papel todas las cosas que le han hecho feliz y todas las cosas que ha logrado a lo largo del año. Contemple su fotografía y congratúlese de poder llenar su vida de bondad. También dé las gracias a cualquier persona o situación por la que sienta agradecimiento. Tome una segunda hoja de papel y escriba en ella todas las cosas que todavía faltan en su vida: las cosas con las que le gustaría contar, que le gustaría ser o que le gustaría experimentar o lograr. Doble los dos trozos de papel juntos y póngalos encima de la flor amarilla, intentando absorber su color y dinamismo. Visualice una luz dorada, cálida y potente refulgiendo a su alrededor procedente de la flor. Imagine las dos listas de cosas fundiéndose en el resplandor de dicha luz; visualícelas corriendo juntas como oro fundido para mezclarse con la luz. Imagine todas las cosas que ha logrado y fortalezca y apoye todas aquellas que usted aún desea obtener. Véase a usted mismo resplandenciendo la luz, abriéndose a posibilidades, contemple su optimismo, sus expectativas y determinación que le vuelven más fuerte y brillante. En el fondo, usted sabe que en su vida puede cosechar recompensas todavía más ricas. Doble las dos listas y envuelva con ellas su fotografía y métalas en el sobre. Ponga el sobre en algún sitio seguro.




Fuente: Rituales para cada día

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Cualquier donativo es bien recibido en tiempo de crisis. Gracias.
Free counter and web stats