El blog de los chacras: CORTANDO ATADURAS

lunes, 29 de marzo de 2010

CORTANDO ATADURAS

Aunque generalmente es algo bueno tener relaciones fuertes y cariñosas con la gente, algunas veces se convierte en algo demasiado bueno y amenaza con convertise en un tipo de relación menos saludable. Los siguientes rituales pueden ayudarle a liberarse de relaciones de dependencia o autodestructivas o a conseguir mayor equilibrio.

Desencanto

Algunas veces sentirse más vinculado con alguien es bueno para ambos. Incremente la percepción de su espacio personal con el siguiente ritual y establezca vínculos sanos entre ustedes.

NECESITARÁ:

  • Una vela de un color oscuro en una palmatoria y algo para inscribir en la vela.
  • Bloques (bloques de Lego de los niños pueden servir), o algo similar.
  • Un bolso o una cartera.


Grabe en la vela el nombre de la persona de la que usted necesita distanciarse y debajo la runa Isa, , que simboliza un carámbano y significa una parada. Encienda la vela y visualice el rostro de la persona en la llama de la vela. Explíquele claramente y con firmeza que usted necesita distanciarse un poco de ella. Dígale como ha de ser la relación entre ustedes en el futuro -respetuosa pero más distante-. Recorra la historia de su relación, y dígale lo que ha sido negativo y por qué. Mientras lo hace, vaya empujando gradualmente la vela con el nombre de esa persona inscrito, cada vez más lejos de usted. Cuando esté tan lejos como sea posible, proceda a construir un muro entre usted y la vela. Visualice la sana separación que hay entre ambos, una barrera que a ninguno de los dos le apetece atravesar. Obsérvese comportándose calma y tranquilamente con esta persona la próxima vez que se encuentren, educada pero reservadamente. Despídase y sople la vela. Ponga un par de bloques en el bolso o cartera y llévelos consigo la próxima vez que tenga que ver a esta persona, para recordar la barrera y su resolución de distanciarse.

Soltando amarras

A veces, crear un espacio para respirar no es suficiente y es preciso cortar de raíz las ataduras entre ustedes. Si cree que este es el paso, pruebe a hacer este ritual para cortar vínculos emocionales y psicológicos.

NECESITARÁ:

  • Papel y lápiz.
  • Cinta de color rojo.
  • Tijeras.
  • Velas.
  • Un poco de tierra, una maceta o una jardinera.
  • Un curso de agua, un rio o un mar.
Siéntese en silencio con la cinta entre las manos. Piense en la persona a quien usted se siente atado. Escriba su nombre en un papel. Reflexione sobre la relación entre ustedes y visualice a la otra persona sentada frente a usted. Pensándolo, o diciéndolo en voz alta, dígale por qué necesita romper el vínculo entre ustedes. Explíquele que ya es tiempo de liberarse ambos de la esclavitud de esta relación. Piense sobre lo que quiere en el futuro. Quizá pueda tener relación con esa persona, pero no de la misma manera que en el pasado. Imagine una cuerda tendida entre esta persona y usted, que los ata firmemente. Imagínese cortando con unas tijeras esa cuerda, y dejando a ambos en libertad. Si necesita una imagen más energética (algunas personas la necesitan), procure visualizarse levantando una hacha. Sienta el esfuerzo entre sus hombros y en sus brazos mientras lo hace, y la liberación que experimenta cuando el hacha parte la cuerda. Sienta cómo esa persona se aleja de usted como arrastrada por una marea implacable. Con unas tijeras corte la cinta real por la mitad. Envuelva una parte alrededor del papel con sus nombres y entiérrelo. Guarde y lleve consigo la otra mitad de la cinta y la próxima vez que pase ante un curso de agua, arrójela a él. (O, por supuesto, puede hacer un viaje especial a un río, un arroyo o al mar).

VARIACIÓN

Si se trata de una relación en la que usted desea mantener la proximidad pero sin esta sensación de agobio, corte la cinta como en el ejemplo y guarde ambas partes, pero en lugares opuestos de la casa.

El quid de la cuestión

A veces necesitamos mantener nuestros sentimientos cerrados a cal y canto si no queremos perder más de lo que podemos ganar. Las tentaciones externas se dan en las relaciones más fuertes. Cuando se sienta tentado por la fruta prohibida, pruebe a hacer este ritual para apaciguar su ardor:

NECESITARÁ:
  • Tres velas blancas.
  • El dibujo de un corazón en un papel.
  • Lápiz y papel.
  • Un pequeño candado.
  • Un recipiente anticongelante.
  • Agua.
  • Un congelador.

Ponga las tres velas en fila y encienda las de los extremos. Estas velas representan a usted y a la tercera persona implicada, o potencialemente implicada. La vela del centro representa a su supuesto amante. Encienda esta vela también y mientras mira su llama piense cómo ha llegado usted a esa situación. Utilice papel y lápiz para anotar cualquier pensamiento o idea que le venga a la mente. Piense sobre las cosas que pueden faltar en su vida y considere qué otros medios podría utilizar para conseguirlas. ¿Con quién le gustaría hablar para conseguir lo que quiere? Visualice la cara de su supuesto amante en la llama de la vela. Explíquele claramente por qué eso no puede seguir, por qué es una mala idea y todo lo que usted puede perder y dígale adiós. Apague la vela con el índice y el pulgar (no sople o usted dará un nuevo soplo de vida a la relación de manera simbólica) y aparte de usted la vela. Escriba su nombre en mitad del dibujo del corazón. Enróllelo y ciérrelo con el candado. Póngalos en el recipiente anticongelante y eche agua encima. Ponga su corazón con candado en el congelador y déjelo ahí hasta que esté seguro de que los ardores se han enfriado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Cualquier donativo es bien recibido en tiempo de crisis. Gracias.
Free counter and web stats