El blog de los chacras: MAGIA PERSONAL (II)

martes, 16 de marzo de 2010

MAGIA PERSONAL (II)

CAMBIANDO NUESTROS HÁBITOS

Los hábitos y las adicciones son una forma específica de pensamiento y de comportamienetos. Poder romper con ellos supone mucho optimismo, fuerza de voluntad y determinación, además de una imperturbable fe en la posibilidad de obtener un resultado positivo. Utilice estos rituales coma ayuda y apoyo para romper con el predominio de los malos hábitos.

Hacer retroceder el tiempo

¿Alguna vez ha deseado no haber empezado, por ejemplo, a fumar, a apostar, una relación destructiva? Este ritual y un poco de fuerza de voluntad, coraje y perseverancia pueden servirle para hacer retroceder el reloj y empezar de nuevo.

NECESITARÁ:

  • Un espejo.
  • Un reloj despertador (preferiblemente con manecilla de marcar segundos)
  • Algo que simbolice lo que quiere cambiar -un cigarrillo, una papeleta de apuestas, una fotografía de la persona implicada, o un dibujo representando la situación en la que usted se encuentra.
  • Dos velas.
  • Un lápiz o rotulador.
  • Papel

Ponga ante usted el espejo y coloque el reloj de manera que pueda verlo reflejado en el espejo. Inscriba en una de las velas la runa de la fuerza, Ur , y en la otra runa la de la elección, Peorth , y colóquelas a ambos lados del espejo. Enciéndalas. Ponga el símbolo delante de usted, de manera que también se refleje en el espejo. (Esto puede resultarle algo complicado, pero es muy importante que se tome el tiempo necesario para hacerlo bien).
Mirando solo el reflejo, contemple el símbolo –lo que para usted significa y la carga en que es ha convertido-. Sin desviar la vista del espejo, agarre el rotulador o lápiz rojo y marque una gran X roja sobre el reflejo. Contemple esta gran X e intente visualizarse siendo capaz de rechazar su hábito. Obsérvese repeliendo de manera clara aquello a lo que es adicto.
Vuelva ahora su atención al reloj reflejado. Mírelo funcionando hacia atrás (esto será más evidente si el reloj está dotado de una manecilla segundera) y empiece a visualizar también su vida yendo hacia atrás: piense en la última vez que empezó un hábito no deseado, después piense en la vez anterior a ésta, y luego en la vez precedente, y así sucesivamente hasta llegar al primer momento que pueda recordar.
Cierre los ojos y visualícese a usted mismo diciendo “No” en esa situación. Haga lo mismo con cada situación que ha podido recordar y márchese. Repita en su mente la escena varias veces diciendo “No” y marchándose. Visualice ahora claramente su vida tomando un sendero distinto desde aquel mismo momento en que dice “No” por primera vez. Vuelva a cada recuerdo y cámbielo por uno diferente, positivo, hasta volver al presente.
Escriba en otro papel otra X grande y envuelva con él el símbolo. Mire fijamente la X e imagínese nuevamente rechazando la tentación de empezar con el hábito. Acaba usted de reescribir el pasado, y automáticamente, el futuro será diferente a partir de este momento.
Finalice el ritual y apague las velas. Ponga el símbolo envuelto en el papel donde pueda verlo y manténgalo ahí durante una semana. Después entiérrelo o quémelo, o si no es posible, póngalo en el fondo de un cajón o armario, fuera del alcance.

Rompiendo

Mantenga su resolución practicando éste simple ritual dos o tres veces al día.

NECESITARÁ:

• Papel
• Un bolígrafo o rotulador rojo.

Es buena idea tener un cuaderno y un bolígrafo especialmente para este ritual. Dibuje el símbolo del hábito del que se está intentando librarse, algo que pueda dibujar rápida y sencillamente, por ejemplo, el contorno de un cigarro, de un pastel, una lágrima debida a una relación infeliz.
Dibuje con trazos fuertes el símbolo en gran tamaño. Concentre su atención en él, reúna toda la rabia que ha reprimido hasta ahora. Rompa el papel en pequeños trozos y permita que su rabia se exteriorice.

Demonios fuera

Los deseos pueden hacer su aparición en los momentos más inesperados. Cuando esto ocurra, tenga siempre a mano algo para distraerse –averigüe qué es lo que funciona mejor para usted y haga una lista con esto para tenerla a mano cuando la tentación ataque-. (Necesitará, realmente, hacer una lista, ya que no hay nada como la tentación para hacer olvidar sus planes.) Practique este ritual al mismo tiempo que se reafirma en sus buenas intenciones.

NECESITARÁ:

• Su persona


Visualice la tentación como una negra nube tóxica dentro de usted (en su pecho, su cabeza o su estómago, cada uno siente esto de forma diferente). Respire profundamente e imagine que con cada respiración forma remolinos en medio de esta nube de oscuridad, rompiéndola y disolviéndola. Lleve la respiración junto al resto de la nube. Sople con fuerza, como si estuviera intentando apagar una vela renuente a apagarse. Imagine que la nube venenosa es expulsada junto con el aire espirado. Si se siente mareado, deténgase y respire de manera normal. Haga esto hasta que sienta que la negra nube se disipa, después siga con la distracción que tuviera planeada.

Adiós a todo esto

¿Se ha encontrado alguna vez en esta situación: usted ha hecho algunos cambios para mejorar y debería estar avanzando en esta vida, pero de alguna manera el pasado sigue siendo un lastre que le impide avanzar? Quizá haya sido ascendido en su trabajo pero usted lo considera un engaño, o ha perdido peso pero todavía se siente gordo, o ha dejado de fumar pero todavía siente ansiedad cuando ve un cigarrillo, o ha roto una relación mala pero se pregunta si ha hecho bien. Con este ritual deje usted el pasado atrás y dé la bienvenida al nuevo futuro.

NECESITARÁ:

• Algo que simbolice la parte del pasado que quiera dejar atrás. Algo que simbolice la parte del pasado que quiere llevarse con usted para que forme parte de su futuro.
• Algo que simbolice el futuro que desea. (Para estos símbolos, puede usar algún objeto apropiado, dibujo o fotografía, o quizá escribir algo en un papel que explique la situación en la que se encuentra.)
• Dos velas rojas.
• Un palillo o algo similar.
• Un echarpe de su color preferido.
• Un recipiente no inflamable.


Divida mentalmente la habitación en la que se encuentra en dos partes: una mitad que represente el pasado y la otra representando el futuro. Ponga el símbolo del futuro en la mitad de la habitación correspondiente. Ponga los dos símbolos del “pasado” junto con el echarpe en la parte de la habitación asignada al pasado. Inscriba en ambas velas la runa del comienzo, Beorc , y enciéndalas. Colóquelas en el centro de la habitación, de manera que pase entre ellas cuando vaya de una mitad de la habitación a la otra.
Siéntese junto a los símbolos del pasado. Permanezca un rato pensando en el pasado y en cómo usted se siente respecto a ese pasado. Tome el símbolo de lo que quiere dejar atrás, medite sobre él y despídase definitivamente de ello. Si es posible (si se trata de un a fotografía o un escrito, por ejemplo), enciéndalo con una de las velas y deje que se consuma dentro de un recipiente ignífugo. También puede hacer una bola con él y arrojarlo lejos con decisión, con la intención de alejarlo de usted. Deshágase de él tan pronto como le sea posible.
Tome el otro símbolo –el que ha elegido para llevarse consigo al futuro- y piense durante un rato. ¿Qué es lo que se lleva del pasado al futuro? Coraje, quizá, o determinación o fuerza para cambiar. Enróllelo cuidadosamente en el echarpe mientras se dice a sí mismo:
“El pasado ha quedado atrás, el futuro me está aguardando”. Camine entre las velas dentro de la mitad de la habitación que representa a su futuro. En un antiguo ritual celta, pasar entre el fuego representaba la transición entre una vida y otra nueva.
Escoja un símbolo para su futuro y permanezca un rato pensando en él mientras las velas se van consumiendo poco a poco. Saque del echarpe el otro símbolo y póngalos juntos en algún sitio donde pueda verlos con frecuencia durante los próximos días. Anúdese el echarpe al cuello y llévelo durante todos los días de la semana siguiente y después siga poniéndoselo a menudo, durante unos dos meses. No olvide apagar las velas una vez que haya terminado.




Fuente: Rituales para cada día

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Cualquier donativo es bien recibido en tiempo de crisis. Gracias.
Free counter and web stats