El blog de los chacras: RITUALES: LAS ESTACIONES DEL ALMA (III)

jueves, 4 de marzo de 2010

RITUALES: LAS ESTACIONES DEL ALMA (III)

EL EQUINOCCIO PRIMAVERAL

El equinoccio de la primavera se produce el 21 de Marzo. Es el momento en que el día y la noche duran lo mismo. Tras el equinoccio, cada día es más largo que el anterior hasta el solsticio estival en que tiene lugar el día más largo del año. Tradicionalmente, el equinoccio primaveral es un momento de renovación. Con tardes más luminosas, días más cálidos y las flores y los árboles en flor, al fin ha llegado la primavera. Es la época de la Pascua y el propio día de Pascua puede caer cualquier día entre el equinoccio y fines de abril. Es la época de la primera floración. Piense en sus esperanzas y planes para el año: a estas alturas algunos deberían estar al menos floreciendo, si es que aún no están dando sus frutos. Si no es así, deles un poco de calor con su alegría y atención. Cultive su semillero de planes. Arranque ahora los problemas cual maleza antes de que se hagan demasiado grandes. Aliméntelos y riéguelos cada día con atención e interés. Vea qué planes podrían necesitar algún fertilizante en forma de inversión en tiempo o dinero. ¿Tiene que explorar nuevos terrenos antes de poder plantar semillas de esperanza?

ALTAR

Éste es en gran medida un festival de las flores. En esta época las flores deberían ser abundantes, por tanto decore su altar con ellas. Incluya velas de colores verde claro, lila y amarillo por los colores de la primavera. Los huevos son un símbolo tradicional de vida nueva: coloque un cesto de huevos de color en el altar y ponga sus deseos en trozos de papel junto a los primeros. Un cuenco de agua de lluvia también le da un buen toque.

EL TEMA DEL DÍA ES...
Energía. De la misma manera que el mundo despierta a la vida, usted también puede hacerlo. Empiece el día con una Ducha Poderosa [ver post del dia 30 de diciembre de 2009 "Pequeños ejercicios para levantar el ánimo (I)]. Comience dándose un masaje con la esponja seca para estimular la circuación y termine con una ducha de agua fría. Ingiera muchos alimentos revitalizantes a lo largo del día para celebrar la nueva vida y para ayudar a estimular la fuerza vital en su interior. Tome frutas y verduras crudas en ensaladas o zumos, brotes de soja y semillas, yogur revitalizante con bífidus activo. Beba zumos frescos y mucha agua mineral, levantando previamente la copa o vaso hacia el sol y visualizando cómo la energía se derrama sobre ellos. Salga al exterior y entre en el mundo dándose un paseo a pie o en bicicleta, por la mañana o a la hora de comer. Vaya allí donde pueda ver flores y excuchar a los pájaros (un parque o jardín, o al campo si le resulta posible). Deténgase por unos instantes a sentir la vida latiendo en todo. Sienta como florece y se mantiene en todo sin esfuerzo y de manera profusa. Al atardecer, prepárese un Baño par el espíritu [ver post de 21 de enero de 2010 "Pequeños ejercicios para levantar el ánimo (V)] y añádale pétalos de flor de primavera al agua del baño. Báñese a la luz de las velas y visualice la luz y la energía de las flores fluyendo hacia usted. Inspire su aroma profundamente e imagine que le impregna con la claridad, la energía y el fulgor de la primavera.

Ritual del equinoccio de primavera

Deje que la vida florezca junto con la estación

NECESITARÁ:
  • Velas de color verde claro (tantas como guste)
  • Lápiz y papel
  • Una maceta y abono vegetal
  • Un paquete de semillas.


Encienda las velas, escriba su nombre en el papel, dóblelo y sosténgalo en sus manos. A la luz clara y serena de las velas, siéntese y reflexione sobre su vida y sobre la nueva vida que estalla a su alrededor. Remomere estos plácidos momentos que pasó entre las flores y el canto de los pájaros, sintiendo este estallido de abundancia espontánea y floreciente de la vida. Cierre los ojos y visualícese como una oruga. Imagine que, lentamente, se convierte en una crisálida antes de romper la apretada envoltura y convertirse en una mariposa. Estire sus alas y sienta sobre ellas el calor del sol. Pruebe sus alas y dese cuenta de que puede superar cualquier obstáculo o dificultad. Entierre el papel con su nombre escrito en él en la maceta y plante las semillas encima. A medida que las plantas florezcan, usted también florecerá, natural y fácilmente.





Fuente: Rituales para cada día

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Cualquier donativo es bien recibido en tiempo de crisis. Gracias.
Free counter and web stats