El blog de los chacras: DEJÁNDOSE LLEVAR

martes, 30 de marzo de 2010

DEJÁNDOSE LLEVAR

Por una razón u otra, algunas relaciones están destinadas a acabar. Cuando esto sucede, el ritual le puede aportar un sentimiento de apropiada conclusión y de liberación.

El río de la vida

Cuando el tiempo de vida de una amistad llega a su lógico final, dé gracias por lo que ha supuesto y siga hacia adelante.

NECESITARÁ:
  • Una fotografía u otro símbolo de su amig@.
  • Lápiz y papel.
  • Una cinta plateada.
  • Un río, arroyo o cualquier otro curso de agua.

Si es posible, procure hacer este ritual en un lugar tranquilo, cerca de un curso de agua. Si no, haga la primera parte del ritual en casa y luego acérquese a un río o arroyo para completarlo. Siéntese en silencio y contemple la fotografía o símbolo de su amig@. Visualice su rostro y cuéntele qué es lo que le ha gustado de su amistad, qué ha sido valioso y qué espera llevarse de ello a su vida futura. Dígale adiós. Escriba en el papel un breve epitafio, algo así como: "Tina, has sido mi mejor amiga en el colegio. Crecimos juntas y siempre estuviste ahí cuando necesite tu ayuda. Tú... etc. etc. etc... pero ahora hemos crecido y nos hemos distanciado ya que nuestras vidas han tomado distintas direcciones. Siempre valoraré tu amistad y siempre serás parte de mi porqué siempre estuviste ahí cuando estaba creciendo y me convertía en lo que soy, de la misma manera que yo siempre seré parte de ti por el mismo motivo". Termine con un adiós y con sus mejores deseos para el futuro. Enrolle la fotografía o el símbolo con el papel y deje que se lo lleve la corriente. Deje que fluya por donde quiera.

Dejar que el alma se vaya

Puede ser muy duro dejar ir a alguien que ha muerto, incluso después de haber llorado mucho por esta persona. Pruebe este ritual is usted siente aún la necesidad de liberar su alma de alguien cercano a usted.

NECESITARÁ:

  • Tiempo.
  • Velas para formar un círculo en el suelo.
  • Fotografías de esta persona.
  • Un sobre.

Haga un círculo con las velas. Enciéndalas y siéntese dentro con las fotografías de la persona y el sobre. Pase algún tiempo meditando y rememorando a la persona que ha perdido. Mire sus fotografías y visualice el momento que ellas representan. Dígales lo que le gustaría decirle, exprese todos sus sentimientos. Cierre los ojos y visualice el humo de la luz de las velas haciendo espirales ascendentes. Libere el alma a la que usted se ha estado aferrando. Imagínela que es llevada suavemente hacia lo alto. Visualice su ascensión rodeada por una gran luz. Cuando esté preparado, abra sus ojos, ponga la fotografía en el sobre y colóquelo en un lugar seguro y especial. Sople sobre las velas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Cualquier donativo es bien recibido en tiempo de crisis. Gracias.
Free counter and web stats